Barça-Madrid: Así lo veo yo

27 Feb

ImagenSemana dura para los culés. Juntando el partido en Milán y el de ayer contra el Madrid hemos visto los peores 180 minutos del Barça en 5 años. Porque ya no es el perder, se ha perdido en otras ocasiones (la final de la copa contra el Madrid o las semifinales de Champions contra Chelsea y Inter) y no ha supuesto un varapalo como éste, la clave son las formas.

Siempre lo han sido. El Barça se hizo grande por ganar todo lo que ganó, pero sobretodo por como lo hizo. Aún tengo en la retina grandes partidos, hoy todavía más, el 2-6 en el Bernabeu, el 5-0, la final de Wembley y otros tantos partidos en que, resultado aparte, acabado el partido, te sentías lleno de satisfacción (Juanki dixit) por la actuación del equipo, más acertada o menos, pero siempre voluntariosa y llena de pundonor.

Todo esto se construyó en base a un estilo de “tiki-taka” (¿lo bautizaría Andrés Montes?), establecido en la Masia desde la llegada de Laureano Ruiz, y en su máximo esplendor desde el desembarco de Cruyff en el club. Pero no fue hasta que llegó Guardiola cuando se perfecciono el estilo, y ahí es donde quería llegar hoy. El perfeccionamiento del estilo fue ayer nuestro propio pecado, personificado en Messi.

Guardiola creó un monstruo, un pezqueñin argentino que pasó de estar 3 meses lesionado por campaña a marcar más de 70 goles por temporada y a ser el máximo asistente del equipo. Sin embargo, esto, a la larga nos ha traído un gran problema, la Messidependencia.

Como con toda dependencia, tarde o temporano, se acaba encontrando su tratamiento. Y finalmente, así ha sido. En los últimos años los grandes rivales se encerraban en su área en busca de cerrar espacios y evitar conceder ocasiones, el Barça, con paciencia, trabajo, y sobretodo, con el talento de sus jugadores conseguía encontrar una salida al difícil muro planteado por los rivales.

Sin embargo, y ahí radica la diferencia con la situación explicada, los equipos rivales parecen haber encontrado una forma de minimizar el potencial azulgrana. Y ha sido tan simple como concentrar la totalidad de sus 10 jugadores de campo en los 30 primeros metros de su propio campo, presionar la salida de los jugadores clave (Piqué-Busquets-Xavi-Iniesta), dejar las bandas al libre albedrío del Barça y finalmente, y lo más importante, frenar a Messi con un marcaje “en celda”.

Estos movimientos defensivos, simples, que no sencillos, fueron los que frenaron al Barça tanto en Milán como ayer en el Camp Nou. Esto no quita mérito a los merengues, al contrario. Leo mucho culé hoy, crítico con el juego del Madrid y sinceramente, me cabrea. No jugaron bonito, no jugaron efectista, sin embargo jugaron. Y en lo que a cumplir su planteamiento táctico previo se refiere (que todos conocíamos) lo hicieron perfecto. Ahí no hay nada más que decir, fueron superiores y el Barça jugó un partido horrible, simplemente aplaudir y bajar la cabeza.

El estilo no puede hacernos presa de nuestro juego. Si no nos dejan jugar en esos 30 metros mágicos, pues habrá que buscar el espacio que dejan las defensas detrás, o quizás jugar con algún perfil más físico (Thiago, Song…) para poder aguantar la propuesta de equipos como el Chelsea, Madrid o Milán.

No soy entrenador, y no tengo la solución al problema, pero si creo que la hay. Y la solución es seguir haciendo nuestro juego, pero sin dejar de buscar soluciones a los problemas que tenemos, que no son pocos:

1. Messi (por muy bueno que sea) no lo puede jugar todo, debe rotar como los demás, y sobre todo, presionar como los demás.

2. Fichar jugadores de perfiles complementarios. Estando Thiago en la cantera, y otros más que vendrán, ¿era necesario fichar a Cesc por 30M?. El mismo año el Málaga fichó a Isco por 6M. Que el ADN Blaugrana no nos ciege el “seny”.

2B. Fichar jugadores adecuados para sus posiciones, no es de recibo gastarse 70M en Alexis, Song y Mascherano, y que en los partidos de verdad tengan que jugar los de siempre.

3. Alternativas a un plan A muy bueno. No pido tener a un Llorente o a un Drogba en el banquillo todo el año, pero si un perfil Larsson que permita tener alternativas en ataque. Villa no lo es.

4. La salud es lo más importante, si Tito tiene que seguir un tratamiento y unos cuidados especiales, que se recupere en casa y se busque a otro entrenador. Pero no nos podemos jugar los partidos clave del año haciendo “llamaditas por Skype”. Es ridículo.

5. Que Rosell no hable por favor. No tiene carisma, ni discurso ni personalidad. Siempre se le ve nervioso ante las cámaras y nunca es coherente con lo que dice. Ayer no quería hablar de los árbitros para acabar diciendo que hubo otros penaltis que el árbitro no vio. Surrealista.

Para acabar decir, que soy pesimista con la eliminatoria con el Milan. Pesimista porque si nos marcan un gol, necesitaremos 4, y llevamos 12 partidos seguidos sin dejar la portería a 0. Misión espartana. Sin embargo, si se hacen las cosas bien, con este equipo todo es posible.

Som i serem, visca el Barça!

PD. Com et trobem a faltar Pep!

Anuncios

Una respuesta to “Barça-Madrid: Así lo veo yo”

  1. Johng537 19 junio, 2014 a 2:18 #

    Wow, marvelous blog structure! How long have you been running a blog fekadcdefgde

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Vive tu reto

Prepara día a día tu desafío

Un Color Especial

Subjetivismo desde Hispalis

FET a TARRAGONA

Històries de la ciutat

Periodista amb ploma

Blog personal de Josep M. Llauradó

el blog de l'@albertmercade

tot allò que no m'hi cap en 140 caràcters...

barbaramolas

Just another WordPress.com site

A %d blogueros les gusta esto: